5 falsos mitos sobre el dibujo

//5 falsos mitos sobre el dibujo

5 falsos mitos sobre el dibujo

Por una mala educación y por bastante misticismo, dibujar es una actividad a la que muchos les tienen demasiado respeto y hasta miedo. Que estudiemos en el colegio a los grandes artistas, y que las horas dedicadas a la creatividad sean notablemente menores que las dedicadas a la memorización, influye notablemente en aumentar esa “divinificación” del dibujo. Aún así, son muchos a los que les gustaría dominarlo, pero también son muchos lo que rápidamente desisten porque creen que les falta ese “algo”, ese don. Estas personas aún no saben que nunca es tarde para empezar a dibujar.

Existen varias ideas que comparten muchos de los que no saben dibujar y que ayudan a mitifican el dibujo impidiendo la entrada a nuevos dibujantes. Estas ideas sirven como excusa en la que escudarse para justificar la falta de dominio. Incluso estos mitos obstaculizan muchas veces a los que ya están dibujando a pesar de poder experimentar en primera mano lo erróneo de tales creencias. Aunque en realidad es la falta de experiencia la que habla por ellos.

Mito 1. Para dibujar hace falta un don

Esta creencia es, de todas de las que voy a mencionar, la más venenosa. Párate a pensar que con esta simple y absurda excusa podríamos defendernos de cualquiera de las cosas que se nos de mal. “He suspendido porque para estudiar hace falta un don”, “es que para montar en bicicleta hace falta un don”, “lamentablemente no tengo el don de levantarme temprano por las mañanas” ¡¡Es absurdo!!

Todos dibujamos desde niños, y sólo los que le dedican más interés, son los que acaban dibujando mejor. Ahí está la clave. Sólo si se muestra interés se puede empezar a aprender a dibujar. Dibujar es algo complicado y lleva tiempo empezar a ver resultados. Cuando pretendes ver cambios notables a corto plazo y no los encuentras, es fácil desmoralizarse y justificarte con que tú no tienes ese “algo”. Amigo mío, ese “algo” no es más que tiempo.

Mito 2. El dibujo es una habilidad

Según la filosofía de este blog, no. Dibujar es una actitud antes que una habilidad. Pero no sólo es una actitud. Si tuviese que hacer una lista de qué es el dibujo sería así:

  1. Actitud
  2. Conocimientos
  3. Observación
  4. Habilidad

Con perseverancia, motivación y tiempo llegarán los dibujos buenos. Aunque tengas pocos conocimientos, y no tengas buena capacidad de observación, si tienes constancia, tarde o temprano conseguirás un buen nivel de dibujo.

Mito 3. No todo el mundo puede aprender a dibujar

Es curioso como cuando aprendes cualquier conocimiento, si tu nivel es bajo, no te avergüenzas en absoluto.

Si estás aprendiendo a conducir y si tienes un error, se achaca fácilmente a tu escasa experiencia. Si estás estudiando un idioma y no comprendes algo o no sabes traducir una frase, alegas tu falta de conocimientos. Si estás aprendiendo a cocinar y se te pegan los macarrones, seguro que a la próxima salen mejor.

Sin embargo, cuando estás aprendiendo a dibujar y el dibujo no sale como quieres, o no se parece al modelo que tienes delante, es llamativo como uno nunca se justifica como en los casos anteriores. En su lugar, lo que hace es pensar que su fallo se debe exclusivamente a que se es un inútil.

Mito 4. Dibujar es fácil

Pese a la sacralización del dibujo, la gente suele pensar que para el artista le debe de ser facilísimo. Hay gente que no está dispuesta a pagar por un dibujo, lo consideran una estafa porque:

Sólo es un dibujo, un montón de líneas en el papel que se hacen en 5 minutos, no es tan difícil.

Error, lo que pasa es que PARECE fácil. Si un autor hace que dibujar un caballo parezca fácil, se debe a que, previamente ha dibujado otros 100 caballos. Y no sólo es cuestión de números. Le ha dedicado horas y horas de estudio y análisis. Tal vez nunca ha dibujado directamente a uno del natural, pero ha dibujado montones de ellos con referencias fotográficas. Ha analizado sus curvas, sus formas y sus tamaños. Ha estudiado su anatomía y musculatura, y utiliza el Ojo del Artista cada vez que ve a uno.

Mito 5. Dibujar no se puede enseñar, es algo que uno aprende por sí mismo

Por último, existe otra creencia algo más extraña de oír en el que se piensa que sólo se aprende a dibujar siendo autodidacta.Esta creencia se parece mucho a mi idea de cómo aprender.

Yo creo que dibujar es una actividad muy solitaria. Es una actividad en el que uno realmente aprende cuando se pone por sí mismo a analizar y practicar. Aquí poca cabida tiene un profesor ya que es algo que depende completamente de ti mismo.

El tema es que por mucho que practiques y estudies, tarde o temprano debes de buscar la opinión externa para que te ayude a ver esos errores que estás pasando por alto. Para ello un profesor es la solución tradicional. El problema es que muchos profesores son muy buenos dibujando, pero muy malos enseñando. Cuando un tutor no sabe sacar a relucir lo mejor de uno mismo nos da la sensación, una vez más, de que el problema es nuestro porque no somos buenos.

Mi opinión es que muestres tus dibujos a mucha gente, no sólo a personas que sepan dibujar, ya que ellos pueden ser esos ojos ajenos que te muestren en qué estás fallando. 

Justificar los errores

En general estos mitos están basados en excusas. Excusas para calmar la mente y justificar que si no sabe hacer algo es porque es culpa de un elemento externo, del que uno no tiene control.

Practicar y estudiar es la solución para mejorar en el dibujo, y cuando lo hagas, serás capaz de desarrollar el Gakugan: el Ojo del Artista. Si no sabes qué dibujar o qué practicar hecha un vistazo aquí.

Y tú ¿conoces algún mito o alguna excusa que utilice la gente para justificar sus errores?

By | 2014-10-24T13:05:54+00:00 octubre 23rd, 2014|Categories: Actitud|Tags: , , , , , |0 Comments

About the Author:

Tiene un hermano gemelo. Dibuja desde que era pequeño y ha creado este blog para enseñar ese tipo de conocimientos que la experiencia y los profesores nunca comparten en clase. Está decidido en enseñarte que dibujar no es una habilidad, sino una actitud.

Leave A Comment

Ir a la barra de herramientas