Exponerse a la crítica

//Exponerse a la crítica

Exponerse a la crítica

Se dice que no es oro todo lo que reluce, pero tampoco es mierda todo lo que huele mal. Hoy comparto un hilo de twitter que escribí hace un par de semanas. Como siempre, te doy el link al primer tweet por si quieres leer el original. Pero recuerda, aquí siempre edito un poco el contenido añadiendo un par de pinceladas más.

Estoy un poco en estado de shock pues recientemente he visto un unicornio: el lado bueno de twitter. ¿Eso existe? Pues resulta que sí. En un hilo, un chaval expone parte de su trabajo a la crítica y los comentarios que recibe son constructivos.

Increíble.

A ver, esto es genial. Exponerse a la crítica, recibir buen feedback, relacionarte con otros como tú, sentirte parte de una comunidad, todo esto es una de las partes más importantes para un artista. Y sobre todo para el autodidacta. Gran parte del trabajo de crítica recae en tu profesor de arte. Y sin no tienes uno, necesitas la opinión del público.

Con las opiniones de otros, aprendes a ver con nuevos ojos tu trabajo. Descubres fallos que antes no sabías. Confirmas errores que sabías que estaban ahí, que los veías con claridad, pero no querías darle demasiada importancia, esperando que otros hicieran lo mismo.

Y bueno, no, no lo hacen.

Hay un estado mental en el que no eres capaz de ver fallos evidentes. Yo lo conozco como estar «borracho del dibujo” La mejor manera de cambiar tu percepción es permitirte una pausa, descansar los ojos un rato, y llegar luego con unos “nuevos”. Bleedman tiene una tira muy divertida sobre esto.

La mejor crítica viene de quien tiene más nivel que tú. Bueno, es evidente, es una especie de profesor que comparte sus conocimientos, pero ten en cuenta que la mayoría de opiniones vendrán de gente como tú, gente con tu mismo nivel.

Y ahora me dirijo a tí, crítico amateur. Sí, te hablo a tí. Si vas a criticar, hazlo bien.

Un simple elogio puede ser visto como condescendencia, y eso duele. Así que sé constructivo. Enumera los puntos a mejorar y cómo hacerlo, y felicita por lo que esté bien hecho.

Cuando yo hago una «crítica» -spoiler, yo ya no hago críticas- me gusta comentar lo que primero que he sentido al ver la obra del artista y qué partes técnicas me gustan más. Tras eso ya puedo añadir un «pero… tendrías que…».

Continuando con los consejos al artista. Ten por seguro que la peor crítica vendrá de quien no tiene ni idea. Probablemente te juzgará en base a unos criterios completamente ajenos a los tuyos. Te dirán cosas como “quien dibuja anime no sabe dibujar” o «el arte digital no es arte» Otros te trolearán, porque como ya he dicho en alguna otra ocasión: Internet facilita los medios para ello.

Mi consejo, si alguien critica si razón tu trabajo con objetivo de dañar: ¡Bloquéalo! no necesitas gente tóxica a tu alrededor vomitándote encima. No les sigas el juego y bloquea. Aporta paz mental y además es gratis

Asegúrate de también que tus seguidores no son unos auténticos Hijos de P, o sus críticas te hundirán. Hay pocos que entienden que pedir crítica no quiere decir: “hola soy una diana, apunten a matar”.

¿Dónde publico mi trabajo?

La mejor manera de exponer tu arte ante otros son las redes sociales especializadas para artistas. DeviantArt, ArtStation, o incluso Instagram o Tumblr son lugares ideales para ello. Ya hay mucha comunidad de artistas en ellos ¿Quién mejor que un semejante para aportar una crítica a tu trabajo?

He de reconocer que al principio da miedo. Incertidumbre, ansiedad, vertigo, etc. Hay diferentes niveles de tolerancia a la crítica. Todo depende de la confianza que tengas. ¿Quieres más confianza? Necesitas más experiencia, así de simple y así de difícil.

Si siempre te pones es el peor escenario, piensa en esto, hay cientos de miles de artistas que suben diariamente su trabajo. Que destaques, del peor modo posible, es prácticamente imposible. Así que no temas. Al principio pocos verán tu trabajo, unas pocas decenas quizás. Y los que lo hagan, será gente como tú, gente que sólo busca mejorar, dispuesto a ayudar y a ser ayudados. Pero no te sientas obligado a hacerlo, tal vez tu objetivo al dibujar es diferente.

No todo el mundo que dibuja quiere ser el próximo Leonardo DaVinci. Hay quienes lo hacen porque les relaja, les resulta divertido, les ayuda a pensar, les distrae, o porque necesitan expresarse de alguna manera. Por eso te aconsejo que pidas crítica de tu trabajo sólo si quieres mejorar.

Aprovecho para añadir, si la crítica te duele, sea dura o blanda. No seas crío y comiences a insultar a diestro y siniestro. Aquí el problema es tuyo. Para alguien que sólo viene a ayudar, no hay nada peor que le escupan en la cara por ello.

Del mismo modo, criticar a otro sin que te lo haya pedido expresamente puede ser muy peligroso. Normalmente el artista se tiene en baja autoestima, y no vas a ayudar mucho ofreciendo una ayuda que nadie ha solicitado. En mi caso, yo ya no ofrezco crítica ni a quienes me la piden (bueno en realidad sí). No he tenido buenas experiencias con ello. Recuerdo uno que la consideró sin valor alguno y otro que se sintió atacado e insultado. Así que cuando me piden crítica, me limito a determinar su nivel de dibujo en relación a sus años de experiencia.

En conclusión, las malas experiencias no deberían impedir que sigas compartiendo tu trabajo, ofreciendo crítica constructiva, o solicitando crítica a tu arte.

Sobre todo si eres autodidacta.

Créeme, la necesitas.

By |2019-07-23T13:44:11+02:00mayo 19th, 2019|Categories: Sin categoría|0 Comments

About the Author:

Tiene un hermano gemelo. Dibuja desde que era pequeño y ha creado este blog para enseñar ese tipo de conocimientos que la experiencia y los profesores nunca comparten en clase. Está decidido en enseñarte que dibujar no es una habilidad, sino una actitud.
Ir a la barra de herramientas