Miedo a dibujar con público

//Miedo a dibujar con público

Miedo a dibujar con público

¿Quien no ha intentado alguna vez dibujar en público y la vergüenza le ha paralizado? Incluso hay quienes ni siquiera lo ha intentado porque con el simple hecho de imaginárselo se bloquean.

He estado este fin de semana en el Salón del Manga de Jerez y he sentido este miedo. Cada vez que me imagino teniendo que dibujar en público una incómoda sensación recorre mi nuca. Por ello, me he decidido sentarme a pensar en ello y he acabado con este artículo. Espero que me sirva para inspirarme en el futuro para sentarme a dibujar frente a otros.

Creo que dibujar en público es uno de los principales problemas de todo dibujante, sobre todo para los que se inician en el dibujo. Ya tengas cierta experiencia o poca, te puede afectar. Para el que no lo conozca, este miedo, es similar al miedo escénico, o al miedo que sientes la primera vez que haces algo. Básicamente es un miedo al Juicio, a hacerlo mal.

Pienso que no hay que tener miedo a las valoraciones de los demás. En primer lugar, porque la mayoría de los juicios vendrán de personas que no saben dibujar, y probablemente, tampoco sepan de arte. Así que sus opiniones estarán siempre basadas en gustos personales, y ahí tienes poco que hacer. A sí que no te preocupes, de hecho, incluso hay quienes aun viendo dibujar a grandes artistas en frente suya, no son capaces de valorarlos.

Así que, la mayoría de críticas que recibas frente a frente probablemente serán negativas, después de todo a mucha gente le cuesta elogiar, pero hay que mantener una mente abierta e intentar aprender algo de ellas. Incluso aunque no sepan de arte o dibujo, siempre hay algo de verdad en sus palabras.

Para ser capaz de “inmunizarte” contra las críticas negativas, lo primero que te tienes que hacer es concienciar de que es imposible contentar a todo el mundo, y más si lo que buscas es un estilo propio. De hecho, intentar satisfacer a todos no es sano. Existen montones de personas en el mundo, y tu trabajo enamorará a unos y le provocará arcadas a otros. Acepta esta verdad y avanzarás.

¿De dónde viene este miedo?

Es comprensible que una persona que le dedica tiempo y esfuerzo a una tarea, quiera que, a la hora de la verdad, todo salga lo mejor posible. Exactamente como en un examen. Si estudias mucho, el temor a suspender será mayor en comparación con si lo has hecho poco, ya que sabes que lo vas a suspender. Pero, si has estudiado aun más, la confianza de saber que dominas la materia hace que pierdas el miedo a fallar. Pues al dibujo le pasa igual.

Pero de todas formas, es normal inquietarse cuando dibujas frente a otros. Dibujar puede ser algo muy íntimo, al fin y al cabo, por muy rodeado de gente que estés, siempre es algo que se hace sólo. Eres tú y el lienzo frente a frente. Además, cuando dibujas siempre muestras un poco de ti mismo, y que tu trabajo provoque rechazo puede hacerte sentir que es a ti a quien rechazan.

Pero incluso habiendo practicado mucho es comprensible sentirse incómodo. Después de todo no sabes con qué criterio serás juzgado. Tal vez el espectador valore lo cómico, o lo realista, o lo detallado. Son muchas las opciones. Así que lo único que puedes hacer es ser fiel a tu estilo y disfrutar.

¿Porqué pasar un mal rato cuando puedes pasarlo bien? Disfruta del dibujo que estás a punto de hacer. Piensa que, al menos, tiene que haber alguien a quien le debe de gustar el resultado final, y como nunca sabes quien será, pues al menos intenta disfrutarlo tú. Puedes adquirir más confianza si dibujas para ti, ignorando las valoraciones ajenas. Pero que conste que eso no significa que dibujar para otros esté mal. Dibujar para alguien puedes llegar a ser mucho más inspirador que cualquier otra cosa que pruebes. Sólo necesitas saber qué le gusta e intentar sorprenderle. Si al entregarle el dibujo le acaba gustando, la inyección de motivación será enorme.

¿Cómo superar el miedo a dibujar frente a otros?

Creo que se puede dividir en varios puntos los pasos necesarios para perderle el miedo a dibujar frente a otros. Según lo que he visto (ya que no tengo excesiva experiencia en ello) lo que tienes que hacer es:

  1. Réstale importancia. Si vas pensando que lo vas a hacer mal, acabarás haciéndolo mal, y si dibujar con público se te hace un mundo, el problema está en tu actitud. Si piensas que vas a hacer algo mal, es porque estás intentando hacer algo perfecto. No pretendas hacer una gran obra de arte, prueba primero con algo sencillo, unos bocetos por ejemplo.
  2. Entretén. Piensa que un dibujo bien terminado puede llevar horas, y la gente prefiere ver resultados rápidos. Ver dibujar a otros en directo puede llegar a ser muy aburrido, y si el espectador no sabe dibujar lo es mucho más. Trata de no estar más de 15 minutos por cada obra. Así que hacer bocetos, dibujos a tinta, o colores planos es una buena idea para dibujar frente a otros y entretenerlos, al fin y al cabo es lo que quieren.
  3. Hacerlo muchas veces hasta acostumbrarse. Es normal que la primera vez que conducimos un coche estemos nerviosos, pero con la práctica del día a día acabas acostumbrándote y perdiéndole el miedo. Dibujar frente a otros le pasa igual. Trata de llevar una libretita y lápiz cuando quedas con tus amigos, e intenta esbozar algo de vez en cuando. Tarde o temprano te acostumbrarás a ello, y ellos se acostumbrarán a ti.
  4. Dibuja desde tu zona de confort. Al dibujar con público hay que tratar de hacerlo rápido y bien, por ello, dibujar aquello a lo que estás más acostumbrado es la mejor elección. Cuando dibujas frente a otros no es momento de experimentar o hacer estudio de anatomía. Es momento de dibujar lo que mejor sabes dibujar. No pienses que esto es trampa, todos lo hacen y tú no deberías ser menos.

Espero que estos consejos te sean de utilidad como pretendo que me lo sean a mí. Si tienes algún truco a la hora de dibujar con público, me encantaría que lo compartieses en los comentarios. Así aprenderíamos todos.

By | 2015-04-13T13:35:12+00:00 abril 13th, 2015|Categories: Actitud|Tags: , , , |0 Comments

About the Author:

Tiene un hermano gemelo. Dibuja desde que era pequeño y ha creado este blog para enseñar ese tipo de conocimientos que la experiencia y los profesores nunca comparten en clase. Está decidido en enseñarte que dibujar no es una habilidad, sino una actitud.

Leave A Comment

Ir a la barra de herramientas