Dibujar no es ni un Don ni una Habilidad, sino una actitud

Saludos,

Soy Kawaindex y esto es Gakugan, un blog para enseñarte esas cosas que nunca te cuentan cuando preguntas ¿qué tengo que hacer para dibujar mejor?

Tranquilo, no te voy a decir la tan manida respuesta de “dibujar, dibujar y dibujar” Sí, es cierto que dibujar es muy importante, pero ¿dibujar qué? y sobre todo ¿cómo?

Pero ¿qué es Gakugan?

Gakugan es como yo llamo al “Ojo del Artista”, Gakugan es la habilidad del ojo de aprender lo que ve. Cuando usas el Gakugan analizas, descompones, comparas, estudias, aprendes y asimilas lo que hay frente a ti.

Si quieres ser un gran artistas necesitas el Gakugan.

¿Cómo activar el Gakugan?

No hace falta realizar ningún sello ninja ni acumular determinada cantidad de ki. Simplemente Gakugan es lo que se conoce en el mundo laboral como “deformación profesional”. Basta con que te pares a analizar un árbol para que poco a poco y de forma inconsciente comiences a analizar todos los árboles que se te cruzan por delante.

Por ejemplo, en más de una ocasión familiares y amigos me han sacado de un trance mientras me miraba fijamente la mano. Sinceramente, cuando hago eso parezco un idiota, concentrado, mirando una mano que no sujeta nada. Pero realmente no estoy pensando en las musarañas, lo que estoy haciendo es analizar la mano, descomponerla, medir la longitud de los dedos, calcular los ángulos y los contornos. Realmente estoy dibujando con la mente, estoy utilizando el Gakugan.

¿Cómo puede ayudarme Gakugan a mejorar mi dibujo?

No conozco a ningún gran artista que no haya desarrollado el Gakugan. En una entrevista al famoso ilustrador Stanley Lau (Artgerm) éste confesaba que en ocasiones se paraba a pensar en cosas como cuál sería el color exacto de los pétalos de una rosa bajo la sombra de un árbol durante un atardecer. Éso es Gakugan, es la inquietud por conocer, por mejorar, y por saber. Y lo mejor de todo es que es algo que se puede adquirir.

¿Y todo esto a cuento de qué?

Estoy empeñado en desmontar el mito de que para dibujar hace falta un Don, un talento natural caído del cielo que sólo a unos pocos se les otorga. Para dibujar, como en todo, hay que echarle ganas y esfuerzo. Y sobre todo saber luchar contra uno mismo para derrotar a nuestro yo más vago y procrastinador.

He montado este blog para que aprendas a aprender a dibujar. No te voy a enseñar cómo dibujar manos o cómo dibujar niños y ancianos. Eso lo vas a hacer tú. Yo voy a enseñarte a ser autodidacta. Así que, si vienes a este blog para buscar contenido mascadito, lo siento pero yo estoy aquí para enseñarte a ser un artista.

Mi objetivo es encender tu creatividad y que comprendas que dibujar no es ni un don, ni una habilidad. Sino una Actitud.

¿Quién es Kawaindex?

Llevo dibujando desde que recuerdo. Ya desde pequeño he estado dibujando, y supongo que todo empezó un día cuando tenía 4 o 5 años en el que mi abuela me dijo “Que bien dibujas, deberías de ser dibujante” En mi cabeza me pregunté “¿y por qué no?, es divertido y me gusta” Desde entonces mi fuente de inspiración siempre ha sido mi propia inspiración.

Ya en mis años de primaria destaqué haciendo dibujos con perspectiva y volumen. Para mí no fue algo tan raro tal y como decían los adultos. Sólo me limitaba a dibujar lo que veía.

Siempre he sido consciente de que tengo mucho que mejorar, y he devorado cantidad de libros sobre dibujo  para solucionarlo. Llegado un momento me di cuenta de que todo lo que acababa en mis manos era siempre lo mismo. Sí, un tutorial para hacer manos es muy útil, pero ¿cómo me enfrento al lienzo en blanco? ¿qué puedo hacer para sentarme todos los días a dibujar?

Mucho tiempo después, tras terminar la universidad, creé junto a mi hermano gemelo “Twinsstudio”, un estudio de diseño gráfico en Sevilla. No tenía mucho que ver con el dibujo, pero es algo que toca temas bastante parecidos. Aunque con el paso del tiempo me distanciaba poco a poco del dibujo.

Un día con 29 años por una serie de casualidades acabó llegando a mi monitor un artículo de un blog con el que me sentí muy identificado. Me hizo darme cuenta de que mi situación actual no me gustaba. Necesitaba un cambio. Necesitaba hacer lo que realmente me gustaba. Necesitaba dibujar más.

Por eso he hecho este blog, para compartir esas pequeñas verdades, esas perlas de sabiduría que vas aprendiendo poco a poco y que tanto te ha costado aprender. Pero sobre todo, hago este blog para avanzar. Para seguir dibujando, para motivarme cada día en aprender y enseñar cosas nuevas.

Espero que a ti te sea tan útil como me son a mí. Espero, que como yo, seas capaz de desarrollar el Gakugan.