El Proceso Creativo

//El Proceso Creativo

El Proceso Creativo

Una de las formas para aprender a dibujar es conocer tu Proceso Creativo. ¿Qué es eso del Proceso Creativo? es la “ruta” inconsciente que sigues cuando te pones a dibujar.

Cada persona tiene su proceso propio, aunque no deberían de ser muy distintos el de unos y de otros. Es recomendable que lo conozcas para saber en qué momento del proceso te encuentras y evitar atascarte.

Te voy a poner mi ejemplo, pero ya sabes. Tú puedes tener uno totalmente diferente.

1. La Idea

Yo empiezo con una Idea. Esta idea puede surge de la inspiración, la observación, o de un encargo, no importa. Lo importante es mi cabeza se pone a trabajar preguntándose cómo hacer y cómo expresar lo que tiene en mente.

Luego empiezo a dibujar. Es el momento de trasladar al papel todas la ideas locas de la cabeza. Sería lo que se conoce en el mundo creativo como la Tormenta de Ideas (brainstorming). En mi caso el proceso de dibujo se divide en varias partes.

2. Las Bases

Comienzo esbozando unas bases de mis ideas. Si te has dado cuenta verá que escribo en plural: bases. Si quieres aprender a dibujar lo mejor es que manches mucho papel. Ten en cuenta que en este punto del proceso creativo todavía no nos hemos puesto a dibujar propiamente dicho.

Estas bases son pequeños bocetos del dibujo que quiero hacer. Una cosa buena de hacer esto es que vas puliendo la imagen inicial y vas desengrasando la muñeca.

Por regla general la primera idea es la peor de todas, y merece mucho la pena que te esfuerces en hacer una búsqueda a través de los bocetos para conseguir algo mejor. Por supuesto esto no está escrito en piedra, y si tengo una idea muy clara entonces paso al siguiente punto.

3. Las Referencias

Este es un buen momento en el que conseguir referencias si no las tienes todavía. Nadie sabe dibujar un caballo si nunca lo ha dibujado antes. No tengas miedo de tener un montón de imágenes como referencia, de hecho es mejor, así el dibujo será más tuyo ya que estas sacando información de muchas fuentes en vez de una. De este modo evitas que tu dibujo sea igual a la imagen de la que te inspiras evitando el plagio o la copia descarada.

La verdad es que este es uno de los puntos por el que más se me olvida pasar. Muchas veces me atascado en un aspecto dibujo y avanzo demasiado lento por ello. Pienso que dibujar sin referencias es de profesionales, pero eso es más que una forma de pensar de novato. Si no sabes dibujar algo, usa referencias, nadie nace sabiendo.

4. El Boceto

Con las ideas claras continuo con mi Proceso Creativo empezando a esbozar. Con la experiencia me he dado cuenta que llegar a este punto sin tener ninguna idea, sin saber qué quieres dibujar, es una de las cosas más frustrante del mundo. Te sientas en la mesa con ganas de comerte el mundo pero no saber ni por donde empezar. Ese lienzo en blanco puede ser cualquier cosa, pero al final, termina sin ser nada.

En mi caso el esbozo es la parte más creativa y la más divertida ya que es donde tengo más libertad para diseñar y crear. Aun así, es muy probable que en esta fase me asalten dudas. Dudas anatómicas, diseño de la ropa, insuficientes ideas para el fondo, etc. Es en este momento cuando va siendo hora de revisar nuestras referencias y ver si nos faltan algunas. Recuerda, no tengas miedo de utilizarlas si las utilizas como inspiración.

5. Dibujando

La siguiente fase es la de dibujar. Podríamos decir que esta parte del Proceso Creativo no es más que poner en limpio el esbozo añadiendo o quitando elementos innecesarios y redibujando lo que no termina de convencerme. Tiene un componente creativo mucho menor que el esbozo aunque es el momento en el que el dibujo comienza por fin a verse claramente. Por supuesto es la parte favorita para los espectadores, aunque yo siempre preferiré el boceto.

6. El Bloqueo

Si tengo suerte puedo llegar a evitar esta parte, aunque tarde o temprano acabaré llegando en algún momento al temible bloqueo. Todos lo conocemos como el Bloqueo del Artista (BlockArtist) Esta parálisis puede darte con diferente intensidad, hay personas que han estado años sin dibujar por culpa de él. El último bloqueo que he tenido me dio a mediados de 2013 y me duró dos meses.

Lo más importante es salir de ese pozo lo antes posible. El bloqueo es bastante nocivo porque te convence de que no eres capaz, que no eres apto, que estás perdiendo el tiempo. Aunque no te des cuenta el pozo puede ir haciéndose más y más negro.

7. Desconectar

Para conseguir salir del bloqueo yo recurro a evadirme. No hay nada mejor para reducir el bloqueo que apartar el problema. Me doy una ducha, juego a videojuegos, hago deporte, charlo con otras personas, veo una peli… Me funciona mucho mejor si hago la actividad en plena fase de frustración. Estoy dibujando y veo que no puedo. Entonces suelto el lápiz y me distraigo con otra cosa. Es sorprendente cómo a veces cuando vuelvo al papel todo parece encajar.

8. El Final

Hasta ahora he estado trabajando el dibujo, he sufrido altibajos, y los he superado. Es entonces cuando llego a la última fase, la fase de creación. En este momentos empiezas a ver como va quedando la obra y recuerdas porqué te encanta dibujar.

En resumidas cuentas este es mi proceso creativo. Es una línea general y a veces pueden cambiar de orden. Tal vez entre en bloqueo durante la búsqueda de ideas, o puede que no necesite de referencias. Lo importante es llegar a la creación.

Entonces ¿cuál es tu proceso creativo?

By | 2014-11-20T20:37:58+00:00 septiembre 26th, 2014|Categories: Dibujo|Tags: , , , , , , |0 Comments

About the Author:

Tiene un hermano gemelo. Dibuja desde que era pequeño y ha creado este blog para enseñar ese tipo de conocimientos que la experiencia y los profesores nunca comparten en clase. Está decidido en enseñarte que dibujar no es una habilidad, sino una actitud.

Leave A Comment

Ir a la barra de herramientas